Google+ Followers

miércoles, 16 de abril de 2014

TRES ROSAS POR CADA ALMA QUE PERDIÓ SU SONRISA AQUEL FATÍDICO ONCE DE MARZO

Más de doscientos ángeles subieron al cielo,
un once de marzo les robaron su vida.
Velan por nosotros, mas sentimos aún su aliento,
les arrebataron su sonrisa inacabada.

Más de doscientos ángeles subieron al cielo,
mas sus almas no están aún apagadas,
sentimos su presencia, en nuestro corazón, vivos sus suspiros en vilo
y nunca  serán olvidados por nuestra memoria agotada
por este dolor inmenso de la pérdida del querer de los ángeles sin olvido,
en esta conciencia iluminada
por las más de doscientas almas, que nos velan sin recelo.

Les arrebataron su derecho a la esperanza tardía y vivida,
su tesoro más preciado y por otros necesitado,
sus sonrisas aún no están apagadas,
viven presentes en nuestra alma, lloramos todavía sin consuelo
y nuestros ojos derraman lágrimas por la ausencia amargada,
cuando los ángeles subieron y reposaron sus dulces alas en el cielo.

1 comentario: